LIRIOS AMARILLOS

Amo tu risa breve
que recorre mis entrañas,
oh bendito amor
que el cielo me otorgó.
Eres tú el blanco pañuelo
que enjuga mi llanto.

Eres el ramo de lirios amarillos
que en las madrugadas
mi dolor ha vencido.
Eres mi alma gemela
y yo no lo sabía,
eres el centinela
de mi vida.

Eres la voz que le canta
a mi oscuridad.
Mi luz,
el pétalo azul
que se prendió a mi soledad,
el rocío de escarcha
en mis extintas madrugadas,
el sol que alumbra
mi fatigada alma,
mi dulzura, mi eterno padecer,
mi Camilo,
el que me roba la calma.

INGRID ZETTERBERG

Dedicado a mi amado
Camilo Sesto

De mi poemario
"Amaneciendo entre lirios"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

SIEMPRE SERÁS

Mi amor,
amo tu respiración...
Y esa voz tuya
que me quema el alma.

Eres un pedacito
de todo en mi vida...
Mi amor espiritual,
mi hermano,
mi hijo, mi padre quizás;
y alumbras todos mis vacíos,
por eso te amo.

Siempre serás
mi huerto de lirios
encendidos,
luz en mi oscuridad;
y tus manos
prodigándome la vida,
la paz.

Oleadas de mi cariño
siempre te alcanzarán.

INGRID ZETTERBERG

Dedicado a mi amado
Camilo Sesto

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

¿A QUÉ SE PARECE LA SOLEDAD?

Amor mío,
cobíjate en mí
y trae entre tus brazos
un ramo de lirios.

Siento angustia
en la lejanía de tus pasos,
pues mi alma
ya no encuentra alivio.

¿A que se parece la soledad?
A no sentirte
a mi entraña unido.

Te llamo en mi silencio
y abrazándome
me aferras a tu sombra,
ya sólo quiero estar contigo.

Lo espiritual que nos une
es alimento
a nuestras almas,
y nos hace sentir vivos.

¡Cuánto dolor sin embargo
en nuestro encuentro!
¡Cuánto llanto
transformado en gemidos!

¿Qué será de nuestro amor,
de nuestros roces eternos
en los que estamos cautivos?

Beberemos siempre
de la fuente
de esta mutua relación
en la que ambos sufrimos.

INGRID ZETTERBERG

De mi poemario
"Joyas de mi alma"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112