¿QUIÉN INICIÓ ESTA TERNURA?

Te he escogido a ti
para hundirnos juntos
en la eternidad.

Arrastrando mi orfandad
me escondí
tras de tu espalda
para continuar el viaje.

A tu sombra
me hallo protegida,
bajo tu brazo amante.

Nos esperan duros recodos
en el camino espiritual.
Y una extraña oscuridad
que a veces se posa
entre los dos.

Realmente,
no sé quién inició esta ternura,
¿Fuiste tú aquella madrugada
entre osadías?
¿O fui yo con mi remordimiento
diluido en lágrimas?

Lo cierto es
que un amor inmenso nació
aquella noche de setiembre,
se fue sembrando a pocos
cual semilla inocente
en tierra fértil.
Y echó raíces
hasta abrazarnos el corazón.

INGRID ZETTERBERG

Dedicado a mi amado 
Camilo Sesto

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

¿A QUÉ SE PARECE LA SOLEDAD?

Amor mío,
cobíjate en mí
y trae entre tus brazos
un ramo de lirios.

Siento angustia
en la lejanía de tus pasos,
pues mi alma
ya no encuentra alivio.

¿A que se parece la soledad?
A no sentirte
a mi entraña unido.

Te llamo en mi silencio
y abrazándome
me aferras a tu sombra,
ya sólo quiero estar contigo.

Lo espiritual que nos une
es alimento
a nuestras almas,
y nos hace sentir vivos.

¡Cuánto dolor sin embargo
en nuestro encuentro!
¡Cuánto llanto
transformado en gemidos!

¿Qué será de nuestro amor,
de nuestros roces eternos
en los que estamos cautivos?

Beberemos siempre
de la fuente
de esta mutua relación
en la que ambos sufrimos.

INGRID ZETTERBERG

De mi poemario
"Joyas de mi alma"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112