¿PORQUÉ?

¿Porqué te amo tanto
vida mía?
¿Porqué se me acaban
los días en lágrimas
desde que te conocí?

Amo tu cuello
que me invita a cobijarme.
Precioso mío,
yo nací para amarte
desde la madrugada aquella
en que llegaste a mí.

Tus ojos azules
son diademas
que me arrastran
al umbral de los sueños;
y ya no me conozco.
Ya sólo soy una
con tu luz.

Tus labios se detienen
en el tiempo
para beber de mi boca
todo mi dolor.
Tus pasos se aproximan
hacia mis noches,
cauteloso protector.

INGRID ZETTERBERG

Dedicado a mi amado
Camilo Sesto

De mi poemario
"Tu alma y la mía"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112